El Verano de la Mujer comienza el 14 de mayo en el Museo de Arte Patricia & Phillip Frost FIU, y se extiende hasta septiembre con la inauguración de tres exposiciones por tres talentosas artistas. Comenzando con el “redescubrimiento” de la obra de la monja rebelde/pionera del Arte Pop Corita Kent.
La exposición, titulada En el Principio Existía la Palabra: Obras de Corita Kent, sirve de preámbulo a El Verano de la Mujer con una recepción de apertura el sábado, 14 de mayo (4-7 pm). La exposición estará abierta hasta el 18 de septiembre. Esta nueva exposición (que se origina en el Museo de Arte Frost – FIU) presenta una colección de cincuenta obras colmadas de color y reveladoras palabras, seleccionadas para representar el legado de Arte Pop de la artista y su llamado a la acción en nombre de la justicia social.frost
En el Principio Existía la Palabra: Obras de Corita Kent celebra la fusión de las frases icónicas de la cultura popular con contenidos espirituales y la iconografía de marcas que simbolizan el consumismo en Estados Unidos en las décadas de 1960 y 1970 (incluyendo señales de tráfico, el embalaje de productos, lemas publicitarios, letras de canciones y vallas publicitarias).
Corita Kent – también conocida en la década de 1960 como la hermana Mary Corita – infunde en sus piezas mensajes motivados por su pasión por la paz mundial, los derechos civiles, la espiritualidad, la disidencia y el activismo contra la guerra.
Ella ayudó a establecer la serigrafía como un medio legitimo de las bellas artes y amplió el terreno cultural con sus ingeniosos “happenings” y su rebelde activismo artístico.
Corita también es reconocida históricamente como pionera en la educación artística, como feminista, y como influyente diseñadora (el Instituto Americano de Artes Gráficas le otorgó el titulo de Medallista 2016). En los últimos años ha adquirido el merecido reconocimiento por su papel en el movimiento Pop Art.
“El Museo de Arte Patricia & Phillip Frost FIU se complace en anunciar el lanzamiento de El Verano de la Mujer con el impactante arte gráfico de Corita Kent”, dice la directora del Museo de Arte Frost, la Dra. Jordana Pomeroy.
“Recientemente el mundo ha empezado a darle a Corita Kent el reconocimiento que se merece, incluyendo el primer estudio a gran escala de su trabajo, el año pasado en el Museo Andy Warhol, exposiciones prominentes en el Museo Nacional de Mujeres en las Artes y en los Museos de Arte de Harvard, y una próxima exposición en el Museo Victoria y Albert en Londres”.

“Sus obras reflejan el espíritu militante de la época y expresan su preocupación por el racismo, la pobreza y la guerra de Vietnam. Como profesora de arte en el Colegio Inmaculado Corazón en los Ángeles – y como una monja moderna – quiso utilizar el arte como una respuesta a la discordia cultural y a los cambios en el sentir del pueblo. El legado de Corita Kent como una Hermana que trató de despertar la conciencia social en los Estados Unidos se ve reflejado en sus estampados de colores dinámicos que continúan provocando el debate y promulgan reacciones sobre las iniquidades sociales que aún existen en nuestra sociedad, medio siglo después de su creación “.
Para el mundo en la epoca de los 1960s, Corita no lucía como la estereotípica artista moderna de su época: Corita era una mujer y llevaba un hábito.
Ella fue una Hermana del Inmaculado Corazón de María desde 1936-68. Corita recibió su Maestría en Historia del Arte de la Universidad del Sur de California en 1951, y en 1964 fue nombrada Presidente del Departamento de Arte del famoso Colegio Inmaculado Corazón.
Enseñó a sus alumnos sobre el arte que era común y visible en Los Ángeles en esa época – especialmente Pop Art. Sus clases hacían referencia a Robert Indiana, Claes Oldenburg y Ed Ruscha, artistas que pudieran haber inspirado su creación artística.
Corita incorporaba en su obra anuncios publicitarios y los transformaba en mensajes de amor, dignidad humana y justicia social.
Ella elevó la técnica de la serigrafía a las bellas artes y a través de su trabajo era capaz de comunicar la resonancia espiritual de objetos comunes como señales de tráfico como “SENTIDO CONTRARIO” y “PROHIBIDO EL PASO”, propagandas de refrescos, salsa de tomate y papas fritas y las letras de canciones pertenecientes a los Top 40.
Ejemplos de cómo Kent reapropiaba imágenes incluyen ángeles que representan aviones y el pan Wonderbread como la Eucaristía. Ella reveló la espiritualidad en las experiencias comunes compartidas por todos, y saturó sus coloridos diseños con exclamaciones de alegría.
A través de su arte Corita protestó vigorosamente en contra de la guerra de Vietnam y sus gritos por la paz no siempre fueron escuchados con agrado.
Motivada por los cambios introducidos sucesivamente por el Concilio Vaticano II (la artista apareció en la portada de la revista Newsweek en 1967 con el título “La Monja Se Moderniza”) .
Después de que su Cardinal ejerciera mayor presión contra de ella, Corita abandonó Los Ángeles y su Orden en 1968 y se trasladó a Boston donde decidió dedicar su vida por completo al arte.
Ella consideraba las letras del alfabeto utilizadas en sus pasajes como obras de arte. Fuentes de estos incluyen los poemas de Walt Whitman, la Biblia, y discursos del Dr. Martín Luther King Jr. y John F. Kennedy, sobre los cuales Kent añadía toques de color, logos corporativos, lemas publicitarios y otros fragmentos de la cultura popular.
Su etapa más prolífica ocurrió durante los años 1970 y 1980, cuando ella tuvo que lidiar con cáncer en varias oportunidades. En este período Corita produjo su famosa obra de mas de 45 metros de alto “Rainbow Swash” o Lluvia de Arco Iris (la obra con derechos de autor más importante del mundo del arte, considerada uno de los principales puntos de referencia en Boston), controversial porque muchos creían que la artista había incrustado un perfil del líder vietnamita Ho Chi Minh para protestar en contra de la guerra de Vietnam.
Esto cambió cuando en 2013, la Fundación Warhol presentó el primer estudio a escala completa de su obra que abarca más de 30 años de carrera artística.
La próxima exposición colectiva en el Museo Victoria y Albert de Londres presenta obras de arte de Corita Kent y se titula “¿Tu Dices Querer una Revolución? Registros y Rebeldes 1966-1970: ¿Cómo Han Cambiado las Revoluciones Completas e Incompletas de la Década de 1960 la Forma en que Vivimos Hoy y lo que Pensamos sobre el futuro?”
La obra de Corita Kent se puede encontrar en varios museos de arte y colecciones privadas, incluyendo el Whitney, el Museo de Bellas Artes de Boston y el Museo Metropolitano de Nueva York.

Más acerca de El Verano de la Mujer en el Museo de Arte Frost FIU

El Verano de la Mujer incluye otras dos exposiciones: Repentinamente el Último Verano también abre 14 de mayo y cuenta con nuevas obras de artistas con sede en el Sur de la Florida Leah Brown, Donna Hayes y Michelle Weinberg, curada por AdrienneRose Gionta. A cada artista se le ha otorgado una habitación para crear instalaciones de ubicación específica inspiradas en la exitosa canción de The Motels.

El 18 de Junio, el museo debuta Resonancia/Disonancia, con las obras de artistas de vídeo de la colección de la Cruz incluyendo Susanne Wintering, Sarah Morris, Tracey Emin, Aida Ruilova, Dara Friedman y Beatriz Monteavaro.