Las fracturas a causa de la osteoporosis amenazan la independencia de los adultos mayores -dice la Fundación Internacional de Osteporosis.
Es invisible, pero muy peligrosa. La osteoporosis, que hace que los huesos se debiliten y se conviertan en frágiles, sólo se revela cuando se rompe un hueso.

En adultos mayores esa primera ‘fractura por fragilidad’ a menudo es una rotura de muñeca, o dolor de espalda repentino causado por fracturas vertebrales no detectadas. Tristemente, la primera fractura no suele ser la última – si no se tratada, puede suceder una cascada de fracturas más debilitantes.

En el World Osteoporosis Day, la International Osteoporosis Foundation (IOF) y sus 240 sociedades miembro de todo el mundo destacan la importancia de la prevención primaria como clave para una movilidad saludable en los adultos mayores, bajo el lema “Ama tus Huesos – Protege tu futuro” (‘Love Your bones – Protect your future’).

Las fracturas debidas a osteoporosis representan una carga significativa en el cuidado de la salud y son causa de incapacidad, muerte prematura y pérdida de independencia en los adultos mayores en todo el mundo. A nivel global, una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres de más de 50 años sufrirán una fractura por fragilidad en el resto de su vida.

“La osteoporosis es una enfermedad gravemente descuidada. A pesar de la amplia disponibilidad de herramientas de diagnóstico y los tratamientos eficaces, sólo una minoría de las personas con alto riesgo de fracturas son diagnosticadas y reciben tratamiento. Hasta el 80% de los adultos mayores que sufren una primera fractura por fragilidad –y están en riesgo de padecer más fracturas– no acceden a tratamiento preventivo que los proteja contra la alta probabilidad de fracturas secundarias” afirma el Presidente de la IOF, Prof. Cyrus Cooper..

En particular, las fracturas de cadera podrían ser una amenaza para la vida: aproximadamente entre un 20% y un 24% de los pacientes con fractura de cadera morirá durante el año siguiente a fracturarse; un 33% pasarán a ser dependientes o tener que vivir en una residencia con cuidados. Debido al creciente envejecimiento de la población, las cifras de fractura de cadera están aumentando de forma exponencial. Desde el año 1990 y hasta el año 2050 está previsto que las fracturas de cadera aumenten un 310% en los hombres y un 240% en las mujeres.

Para mejorar el conocimiento de esta amenaza para la salud pública, la IOF ha publicado hoy un nuevo recurso, ‘The IOF Compendium of Osteoporosis’. Este documento integral proporciona información concisa acerca de la enfermedad, su prevención y su prevalencia en todas las regiones del mundo. Además, destaca las estrategias clave de la lucha contra la osteoporosis a nivel nacional, proporcionando un camino de ocho acciones prioritarias.

Una de estas acciones prioritarias es la implementación de las Unidades de Coordinación de Fracturas (FLS) en todos los hospitales que tratan pacientes con fracturas. Estos servicios han demostrado ser coste-eficiente para prevenir las fracturas secundarias en pacientes con alto riesgo.

La IOF además invita a todos aquellos preocupados por los derechos de los pacientes con osteoporosis a firmar en línea el IOF Global Patient Charter. Esta carta insta a los gobiernos y autoridades de la salud de todo el mundo a hacer de la salud ósea un tema prioritario en el cuidado de la salud.

“La prevención es clave. A cualquier edad, un estilo de vida sano, acompañado por una buena nutrición y actividad física regular sientan las bases para una buena salud ósea. Asimismo, insto a todos los adultos mayores a tomar conciencia de los factores de riesgo personales para la osteoporosis. Estos pueden incluir un hueso fracturado después de los 50 años, antecedentes familiares de osteoporosis o fractura de cadera, pérdida de altura, tabaquismo, bajo peso, ciertos trastornos tales como la artritis reumatoide, o uso de medicamentos que producen pérdida ósea (como los glucocorticoides). Si uno tiene factores de riesgo, debe hablar con su médico y solicitar exámenes”, concluyó el presidente de la IOF.