Para estar al día, por Begoña F. Calcerrada

¿Qué hago si pierdo o me roban mi tarjeta?
Puede reemplazar su tarjeta o la de su niño gratuitamente si se le perdió o se la robaron. Sin embargo, está limitado a tres tarjetas de reemplazo al año y diez a lo largo de su vida. Cambios legales de nombres y otras excepciones no cuentan contra estos límites. Por ejemplo, es possible que cambios en estado de ciudadanía que requieren actualizaciones de tarjetas no cuenten contra estos límites. Además, es posible que no sea afectado por estos límites si puede comprobar que necesita la tarjeta para prevenir una dificultad económica significante.

Para reemplazar una tarjeta, tendrá que:
• Llenar una Solicitud para una Tarjeta de Seguro Social (formulario SS-5-SP); y
• Presentar un documento original con información que lo identifique y preferiblemente con una fotografía reciente para mostrar su identidad;
• Presentar evidencia que compruebe su ciudadanía estadounidense si nació en el extranjero y si no presentó prueba
de su ciudadanía cuando recibió su tarjeta; y
• Presentar evidencia de su estado inmigratorio actual si no es ciudadano estadounidense.
Si es ciudadano estadounidense, y vive en estados seleccionados o en el Distrito de Columbia, ahora puede solicitar una tarjeta de reemplazo a través de su portal de my Social Security en www.segurosocial.gov/myaccount.
Visite www.socialsecurity.gov/ssnumber para obtener una lista de estados participantes y otros requisitos. Para obtener una tarjeta de Seguro Social de reemplazo, usted debe mostrarnos los documentos que prueban su identidad. También debe mostrarnos documentos que demuestren su edad y la ciudadanía de los Estados Unidos, si aún no
están en nuestros registros.
Su tarjeta de reemplazo tendrá el mismo nombre y número que su tarjeta anterior.

¿Cómo puedo proteger mi número de Seguro Social?
Debe tratar su número de Seguro Social como información confidencial y evitar darlo innecesariamente.
Debe mantener su tarjeta de Seguro Social en in lugar seguro junto con sus otros documentos importantes. No la
lleve consigo a menos que necesite mostrársela a su empleador o a un proveedor de servicios.
Hacemos varias cosas para proteger su número del uso indebido.
Por ejemplo, requerimos e inspeccionamos cuidadosamente las pruebas de identidad de las personas que solicitan enmendar o reemplazar una tarjeta de Seguro Social perdida o robada.
Una de las razones por la cual hacemos esto es para impeder que las personas obtengan números de Seguro Social para establecer identidades falsas. La privacidad de sus registros está garantizada a menos que:
• La ley requiera que divulguemos su información a otra agencia gubernamental; o • Se necesite su información
para tramitar asuntos de los programas de Seguro Social, u otros programas de salud o bienestar público.
Debe tener mucho cuidado con su número y tarjeta de  Seguro Social para evitar el uso indebido de su número. Dar su número es un acto voluntario, aun cuando se lo piden directamente.
Si se lo piden, debe preguntar:
• Por qué es necesario su número;
• Cómo se usará;
• Qué pasará si se rehúsa a divulgarlo; y
• Qué ley requiere que divulgue su número.
Las respuestas a estas preguntas pueden ayudarle a decidir si quiere divulgar su número de Seguro Social. La decisión es suya.

¿Cómo comunicarse con el Seguro Social?
La manera más fácil de comunicarse con nosotros es visitando nuestro sitio de internet, www.segurosocial.gov no importa la hora ni el lugar. En nuestro sitio de internet podrá: solicitar los beneficios de Seguro Social, crear una cuenta de my Social Security, revisar su Estado de cuenta de Seguro Social, verificar sus ganancias, imprimir una
carta de verificación de los beneficios, cambiar su información de depósito directo, solicitor un remplazo de su tarjeta de Medicare, obtener un duplicado de los formularios 1099/1042S; encontrar copias de nuestras publicaciones
y obtener repuestas a las preguntas más comunes; y mucho más.

¿Qué es el Beneficio Adicional para los gastos del plan de medicamentos recetados de Medicare?
Toda persona que tenga Medicare puede obtener la cobertura de los medicamentos recetados de Medicare.
Ciertas personas con recursos e ingresos limitados podrían obtener el Beneficio Adicional que le ayuda con los gastos  primas mensuales, deducibles anuales y copagos de medicamentos recetados — asociados a un plan de medicamentos
recetados de Medicare. Se calcula que el Beneficio Adicional un valor de cerca de $4,000 al año. Muchas personas
tienen derecho a estos ahorros y ni siquiera lo saben.
Para informarse si tiene derecho, el Seguro Social necesitará saber el valor de sus ahorros, inversiones, bienes raíces (aparte de su hogar) y de sus ingresos. Si está casado y vive con su cónyuge, necesitaremos esta información para ambos.

Para ayudar al Seguro Social a determinar si tiene derecho al Beneficio Adicional, necesitará llenar la Solicitud para
recibir ayuda con los gastos del plan de medicamentos recetados de Medicare (SSA-1020-SP).

Recursos e ingresos
¿Cuál es el límite de recursos?

Para tener derecho al Beneficio Adicional, el total de sus recursos tiene que limitarse a $13,820 para una persona o
$27,600 para una pareja casada que vive junta.

Los recursos incluyen el valor de las cosas que posee.

Algunos ejemplos son:

• Bienes raíces (aparte de su residencia principal)
• Cuentas bancarias, incluso cuentas corrientes, de ahorros y certificados de depósito
• Acciones
• Bonos, incluso bonos de ahorros de los EE. UU.
• Fondos mutuos
• Cuentas personales para la jubilación (IRA, por sus siglas en inglés)
• Dinero en efectivo en su casa u otro lugar

¿Qué no cuenta cómo recursos?

No contamos:

• Su residencia principal;
• Sus posesiones personales;
• Sus vehículos;
• Los recursos que no puede convertir en efectivo fácilmente, tales como joyas o el mobiliario del hogar;
• Las propiedades que necesita para su independencia económica, tales como propiedades de alquiler o terreno que usa para cultivar productos de consume para su hogar;
• Las propiedades que no sean de negocio y que necesita para su independencia económica;
• Pólizas de seguro de vida;
• Gastos fúnebres;
• Intereses ganados de dinero que piensa usar para gastos fúnebres; y
• Algún otro dinero que esté ahorrando no cuenta por nueve meses, tal como:

Pagos retroactivos de beneficios de Seguro Social o de beneficios de la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI, por
sus siglas en inglés); Ayuda de vivienda;Pagos por adelantado y rembolsos de impuestos asociados con créditos tributarios por ingresos laborales y créditos tributarios por niños; Compensación recibida por ser víctima de un crimen; y Ayuda para mudanzas provista por el gobierno estatal o municipal