Gracias al internet y la globalización de los mercados, el comercio electrónico apareció como una actividad que permitía a los usuarios adquirir productos, literalmente, del otro lado del mundo. Si bien en un inicio los procesos eran tardados y poco confiables, pronto surgieron empresas que permitieron el intercambio con una mejor experiencia y altos niveles de seguridad.

Linio, e-commerce con mayor presencia en la región, quiso conocer más sobre el estado actual del comercio electrónico en América Latina, a continuación, los resultados principales:

El 20% de los latinoamericanos hacemos compras online, y existen pronósticos, como el de Bussines Insider, que indican que para el 2018 habrá ventas en internet por unos 85,000 millones de dólares

Está concentrado en tres países: Brasil (42%-44%), México (12.3%-15%) y Argentina (8.9%-14%).

Ropa, zapatos y accesorios son las categorías favoritas en los países estudiados: Argentina, Colombia, Chile, México y Perú.

El 63% de los usuarios de internet en Argentina realizaron una compra en los último seis meses y 58% compra al menos una vez al mes.

El rubro que más se ha beneficiado con la incorporación del comercio electrónico es el turístico. ¡70% de sus ingresos provienen de algún canal online!

En Chile 80% de la población usa una computadora de escritorio para comprar en línea, pero más de la mitad (56%) de las visitas a sitios de comercio electrónico se hicieron con dispositivos móviles.

Persiste la globalización de costumbres como el Black Friday, Cyber Monday, Thanksgiving, y Navidad.
El 80% de los internautas en Colombia consulta en la web o por medio de una aplicación un producto antes de adquirirlo; el 50% de esas consultas se concreta mediante una compra en línea.

El comercio móvil (o m-commerce), representa el 20% de todo el comercio electrónico en América Latina, rubro que más incrementará.

El crecimiento del comercio electrónico en México fue de un 59%, con un total promedio de 16 mil millones de dólares.

De acuerdo con la Cámara Peruana de Comercio Electrónico, el año pasado las ventas de comercio electrónico en Perú fueron de más de $2.8 mil millones de dólares, un enorme crecimiento del 198% con respecto al 2015.

¿Cuáles son los retos del futuro del comercio electrónico?

Los principales retos estarán relacionados con la seguridad y privacidad de la información; como el miedo de los compradores a colocar información personal en una página web o aplicación móvil, posibles fraudes, complicaciones logísticas y métodos limitados para pagar.

Las diversificaciones en los perfiles de usuarios serán benéficas para el mercado cada vez más personalizado que continuará dividido entre dos grupos de compradores: los que prefieren el crédito y aquellos que se inclinan por el pago en efectivo (modalidad que crece más rápido).

Ante esta situación, Linio cuenta con fuertes políticas y certificados de seguridad y privacidad, para asegurar el resguardo de toda la información proveniente de los usuarios. Además, ofrece diversos métodos de pago con tarjetas bancarias o incluso pago en efectivo contra entrega.