El domingo del Super Bowl® es una tradición estadounidense y una excelente manera de disfrutar la partida triple de fútbol americano, amigos y comida. La mayoría de los menús de la fiesta del Super Bowl® incluirán los platillos típicos del día del juego, como chili, patatas fritas y salsas, guacamole y alitas de pollo. De hecho, ¡se estima que se consumirán 1,350 millones de porciones de alitas de pollo durante el fin de semana del Super Bowl®! Lamentablemente, estos platillos favoritos que acompañan el juego de fútbol son algunos de los principales culpables de enfermedades transmitidas por alimentos (también conocida como intoxicación alimentaria) y la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) quiere recordarle de mantener segura su comida el día del juego.

La seguridad alimentaria: cómo mantener segura la comida el día del juego
¿Sabía usted que el domingo del Super Bowl® es el segundo día más grande para el consumo de alimentos después del Día de Acción de Gracias? Las fiestas de Super Bowl® a menudo implican comida para picar y mucha gente que comparte platillos y golosinas que se dejan fuera durante largos períodos de tiempo: todo lo cual puede provocar enfermedades transmitidas por los alimentos (también conocida como intoxicación alimentaria).