Ingredientes :
1 ó 2 yucas grandes
Aceite vegetal (la cantidad necesaria)
Sal
Salsa Huancaína:
7 ají amarillo fresco sin semillas y venas
Aceite (cantidad necesaria)
1 cebolla pequeña picada
300 g (10 ½ oz.) queso fresco (ricotta o feta)
2/3 taza de leche
1 diente de ajo molido

Preparación:
Lavar y pelar las yucas. Partirlas en 2 ó 3 partes, dependiendo del tamaño y ponerlas a cocinar en agua con sal. Hervir y cocinar hasta que la yucas estén suaves al hincarlas con un tenedor. Escurrir el agua y dejar que se enfríen.
Cortar las yucas en trozos de 1.5 x 5 cm (½ x 2 pulgadas).
Calentar aceite en una sartén y freír las yucas hasta dorarlas. Sazonar. Las yucas se pueder congelar listas para
freír. Sacar del congelador y echar directamente al aceite caliente.
Servir como entremés con Salsa Huancaína.

Salsa Huancaína:
Colocar en la licuadora el aji cortados en trozos y licuar con la leche.
Calentar 1 cucharada de aceite en una sartén y saltar cebolla hasta que esté tierna.
Agregar el ajo y mezclar.
Colocar la cebolla en la licuadora junto con el queso fresco cortado en trozos.
Licuar.
Agregar aceite hasta obtener una salsa cremosa.
5 – 6 personas