La secretaria de Educación de EE. UU., Betsy DeVos, anunció  nuevos fondos federales para las escuelas y los estudiantes afectados por los huracanes Harvey, Irma y María, y los incendios forestales de California de 2017. Se destinarán $2.7 mil millones adicionales, concedidos por la Ley de Presupuesto Bipartidista de 2018, para ayudar a los distritos escolares y escuelas K-12, y a las instituciones de educación superior (IHE), a recuperarse de estos desastres.
“El largo camino hacia la recuperación continúa, pero estos fondos ayudarán en esa tarea proporcionando apoyo esencial a las escuelas e instituciones para que puedan reestablecer plenamente su función y capacidad lo más rápido y eficazmente posible”, dijo la secretaria DeVos. “Me inspira todos los días la dedicación de los educadores, administradores y dirigentes locales que laboran sin cesar para devolver la normalidad a la vida de los estudiantes”.
La secretaria DeVos ha visitado cada una de las zonas impactadas por los huracanes y se mantiene en contacto frecuentemente con los dirigentes educativos a medida que restauran sus servicios educativos. Inmediatamente después de los huracanes Harvey, Irma y María, la secretaria mandó más de una docena de sus empleados al equipo de Surge Capacity Force del Departamento de Seguridad Nacional que brindó asistencia en Florida, Puerto Rico, Texas y las Islas Vírgenes de EE. UU. El Departamento continúa enviando regularmente personal a Puerto Rico e Islas Vírgenes para brindar ayuda allá.
Los nuevos fondos federales anunciados hoy permitirán lanzar los siguientes programas:
(1) Ayuda inmediata para reiniciar operaciones escolares—“Reiniciar”
Este programa permitirá al Departamento otorgar fondos a las agencias educativas estatales  (SEA), incluidas aquellas en Alabama, California, Florida, Georgia, Luisiana, Puerto Rico, Carolina del Sur, Texas y las Islas Vírgenes. Estas SEA, a su vez, proporcionarán asistencia o servicios a las agencias educativas locales (LEA), incluidas las escuelas chárter o alianza y escuelas privadas para ayudar a sufragar los gastos relacionados con el reinicio de las operaciones, reapertura y reinscripción de los estudiantes en escuelas primarias y secundarias que sirven a una zona afectada por un desastre o emergencia.
(2) Ayuda de Impacto Urgente para estudiantes desplazados
Este programa permitirá al Departamento otorgar fondos de ayuda urgente a las SEA, que, a su vez, proporcionarán asistencia a las LEA para cubrir el costo de educar a los estudiantes inscritos en escuelas públicas, incluidas escuelas autónomas o alianza y privadas, que fueron desplazados por los huracanes durante el año escolar 2017-2018 y los incendios forestales de California en 2017.
El Congreso asignó aproximadamente un total de $2.5 mil millones para los programas de Reinicio y Ayuda de Impacto Urgente para Estudiantes Desplazados. La cantidad otorgada por cada programa depende de la demanda y los datos específicos recibidos de los solicitantes.
(3) Asistencia para niños y jóvenes sin hogar
El Congreso asignó $25 millones en subsidios adicionales a las SEA para que las LEA atiendan las necesidades de los estudiantes sin hogar desplazados por desastres y emergencias declaradas. El Departamento utilizará datos sobre los estudiantes desplazados de escuelas públicas recopilados por el programa de Ayuda de Impacto Urgente para asignar fondos a las SEA según el programa de Asistencia para Niños y Jóvenes sin Hogar. Las SEA otorgarán subsidios a las LEA según la necesidad demostrada. Las LEA deben usar los fondos de este programa para apoyar actividades permitidas por la Ley McKinney-Vento de Asistencia a Personas sin Hogar.
(4) Asistencia urgente para Instituciones de Educación Superior (IHE)
El Congreso asignó $100 millones para este programa, que proporcionará ayuda urgente a las IHE y sus estudiantes en zonas directamente afectadas por desastres o emergencias declaradas, para actividades autorizadas por la Ley de Educación Superior de 1965.
(5) Costeo de la inscripción de estudiantes de educación superior desplazados
El Congreso asignó $75 millones para este programa, que proporcionará pagos a las IHE para ayudar a sufragar los gastos inesperados asociados con la inscripción de estudiantes universitarios desplazados directamente por un desastre o emergencia declarada, de acuerdo con los criterios que se establecerán y se pondrán a disposición del público.