Ante la aparición de la mosca mexicana de la fruta en el Valle del Río Grande, Texas, el Servicio de Inspección Sanitaria de Animales y Plantas (APHIS, por sus siglas en inglés) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) lanzó hoy una campaña multimedia de información y respuesta rápida para concientizar al público sobre la urgencia de desechar las frutas potencialmente infectadas con el insecto.

La mosca mexicana de la fruta, una especie invasora y destructiva, está atacando y poniendo en riesgo los frutales de cítricos como toronjas, naranjas y limones dulces, especialmente en los condados de Hidalgo, Webb y Zapata, donde existen cuarentenas vigentes por orden de las autoridades.

La campaña busca involucrar a inmigrantes hispanoparlantes de las colonias que tienen fruta en los árboles a consumir y/o desechar las frutas, y a conocer el riesgo del daño significativo sobre sus cosechas y empleos. El esfuerzo de respuesta rápida incluye anuncios de servicio público, entrevistas y acceso a expertos en inspección sanitaria de plantas, a través de las emisoras locales afiliadas a La Red Hispana/Hispanic Communications Network.

«Si los residentes tienen fruta en los árboles que no planean comer o que ha caído, deben ponerla en bolsas dobles y tirarlas a la basura. Si una trampa para moscas mexicanas de la fruta en la propiedad ha sido dañada o movida, es necesario ponerse en contacto inmediatamente con la oficina local de APHIS en McAllen al (956) 632-5300″, señaló el experto de APHIS, Joseph Ramírez.

La campaña pondrá a disposición de los medios informativos a expertos de APHIS para hablar de las acciones específicas que deben realizar los residentes de las colonias, clarificar cualquier pregunta sanitaria y ponerlos en contacto con los recursos informativos y de asistencia humana en el estado de Texas.