DENTON, Texas, 24 de mayo de 2019 /PRNewswire/ — En el comunicado de prensa precedente, fechado el 20 de mayo de 2019, describimos estudios del científico ítalo-estadounidense Sir Ruggero Maria Santilli (http://www.i-b-r.org/Dr-R-M-Santilli-Bio-1-10-18.pdf) y otros científicos sobre la confirmación en física de la idea de Einstein de la mecánica cuántica como una «teoría incompleta». La confirmación estaba basada en la necesidad de «completar» la mecánica cuántica para lograr una representación de la síntesis del neutrón del hidrógeno en el núcleo de las estrellas, dado que semejante representación no es posible con la mecánica cuántica.

Si bien acepta el valor histórico de los descubrimientos que permitió la química cuántica, Santilli nunca aceptó la noción de las moléculas basada en los enlaces de electrones de valencia del siglo XX porque es esencialmente una «nomenclatura» debida a la falta de representación mediante ecuaciones. De hecho, de acuerdo con la mecánica cuántica y la química, los electrones de valencia deben repelerse debido a sus cargas iguales y no pueden atraerse para formar moléculas.

Según Santilli, esta insuficiencia prueba la necesidad de un «completamiento» de la química cuántica siguiendo el argumento de Einstein. Junto con sus estudios sobre el completamiento de la mecánica cuántica, mientras estaba en la Universidad de Harvard con apoyo del Departamento de Energía, Santilli inició, a fines de la década de 1970, una investigación de largo plazo sobre el «completamiento» de la química cuántica de una forma que admitiera una fuerza de atracción entre electrones de valencia idénticos.

La mayor dificultad era la necesidad de «completar» los métodos matemáticos del siglo XX para partículas puntuales en el vacío de una forma que representara paquetes de ondas de electrones extendidos en penetración mutua profunda, también llamada entrelazamiento. Estos esfuerzos produjeron el «completamiento» de la matemática del siglo XX en la novedosa isomatemática y el consecuente «completamiento» de la química cuántica en la isoquímica. A fines de la década de 1990, los nuevos métodos lograron una fuerza fuertemente atractiva entre electrones de valencia idénticos (véase la monografía de 2001 http://www.santilli-foundation.org/docs/Santilli-113.pdf).

La falta de completamiento de la mecánica cuántica y, por lo tanto, de la química, es la predicción más importante de Einstein debido a sus enormes implicaciones en todas las ciencias. En este segundo comunicado, así como en el tercero, mostraremos la importancia de la predicción de Einstein para la solución de nuestro alarmante problema medioambiental. De hecho, el logro de una fuerza de atracción entre electrones de valencia y la consiguiente representación más exacta de las moléculas están permitiendo el desarrollo de la novedosa HyperCombustion (patente en trámite) de la compañía estadounidense Thunder Energies Corporation, que cotiza en bolsa, para la combustión de combustibles fósiles sin monóxido de carbono, hidrocarburos y otros contaminantes combustibles apreciables en los tubos de escape. Para Santilli, estos avances ambientales no serían posibles mediante la química cuántica debido al carácter de «nomenclatura» de su enlace de valencia, con la consiguiente falta de tratamiento mediante ecuaciones verificables con experimentos (http://www.thunder-energies.com).

Cuando se le pide que señale cómo este novedoso enlace de valencia prueba la visión de Einstein del determinismo clásico, Santilli afirma: «Cuando los electrones son parte de nubes atómicas, su aproximación de tipo puntual es correcta, la mecánica cuántica es válida y el determinismo clásico es imposible. En cambio, cuando los paquetes de ondas de pares de electrones de valencia entrelazados se unen para formar moléculas, su distancia mutua extremadamente pequeña queda fija y solo puede terminarse mediante procesos de ionización. En consecuencia, el fuerte enlace de valencia entre electrones extendidos parece acercarse al determinismo clásico de Einstein. En el núcleo de las estrellas, el mismo par de electrones extendidos se acerca más al determinismo clásico, debido a las grandes presiones circundantes. Finalmente, dentro de un agujero negro, el mismo par de electrones extendidos alcanza, para mí, el determinismo clásico total, por la razón evidente de que las presiones locales y la densidad son tan grandes que impiden cualquier movimiento». Para conocer detalles, vea la entrevista de PubRelCo http://www.galileoprincipia.org/santilli-confirmation-of-the-epr-argument-chemistry.php. Santilli se encuentra disponible para conversar sobre progresos adicionales para la solución de nuestros problemas medioambientales.

Contacto: Paul Knopick
E & E Communications
pknopick@eandecommunications.com
940.262.3584

FUENTE Santilli Foundation