Es una conversación que ninguna familia quiere tener – hablar con un ser querido acerca de la pérdida de la memoria o el deterioro cognitivo. Los familiares cercanos normalmente son los primeros en notar problemas de memoria o cognitivos, pero muchas veces están indecisos de decir algo — aun cuando saben que es señal de un problema. Una nueva encuesta publicada por la Alzheimer’s Association revela que casi 9 de cada 10 estadounidenses quieren que se les diga si están mostrando señales de pérdida de la memoria, problemas de pensamiento o deterioro cognitivo. Sin embargo, casi 3 de cada 4 estadounidenses dicen que hablar con un familiar cercano acerca de la pérdida de la memoria, problemas de pensamiento u otras señales de problemas cognitivos sería difícil.

Durante el Mes de Concientización sobre el Alzheimer y el Cerebro este pasado junio, la Alzheimer’s Association tubo por objetivo cerrar la brecha actual en la comunicación con herramientas que ayudan a las personas a hablar acerca de sus preocupaciones cognitivas más temprano. Una nueva campaña nacional creada en asociación con el Ad Council es la primera colaboración entre los dos grupos y ofrece historias de personas que han notado cambios cognitivos en un familiar y tomaron el primer paso difícil para iniciar una conversación. Diseñada para ayudar a alentar conversaciones que pueden resultar difíciles pero que pueden evitar una crisis y mejorar las opciones y resultados de salud, la campaña fue creada pro-bono por the community (la comunidad).

«Discutir el Alzheimer es difícil para las familias y esta campaña aborda el problema directamente», dijo Michael Carson, director de marketing de la Alzheimer’s Association. «Iniciar conversaciones puede facilitar un diagnóstico precoz, que ofrece muchos importantes beneficios, incluyendo más tiempo para la planificación de cuidados críticos, un mejor control de la enfermedad y una voz para los individuos diagnosticados en su futuro cuidado. La campaña publicitaria está diseñada para alentar y empoderar a las personas a sostener conversaciones productivas antes de que una crisis ocurra».

Cada 65 segundos en los Estados Unidos alguien desarrolla la enfermedad de Alzheimer. Es la sexta causa principal de la muerte en los Estados Unidos y afecta a más de 5 millones de personas y 16 millones de cuidadores. A pesar del creciente impacto del Alzheimer, muchas familias tienen dificultades con discutir el problema.

Ed Ortiz, de 52 años de St. Helena, California, que figura en la campaña publicitaria, recuerda el momento en que supo que era hora de tener una conversación con su madre Cynthia Guzman. «Mi madre se detuvo en una señal de pare y no sabía qué hacer», dijo. «Fue un momento inquietante para ambos, pero yo sabía que necesitaba ayuda».

El momento indeciso de Guzman detrás del volante ayudó a comenzar una conversación que terminó con su diagnóstico de Alzheimer a los 63 años; ha tenido el diagnóstico durante ocho años. «Aunque fue muy difícil recibir mi diagnóstico, estaba muy agradecida de tener el apoyo de mi hijo», dijo. «Me reconfortó y ha estado a mi lado desde entonces».

«Se entiende que muchas familias se muestran reacias a expresar sus preocupaciones e iniciar una conversación, pero hay buenas razones para hacerlo», dijo Ruth Drew, directora de información y servicios de apoyo de la Alzheimer’s Association. «La detección y diagnóstico precoz coloca a los individuos y familias en la mejor posición para navegar una enfermedad devastadora. Evitar la conversación y permitir que los problemas se agraven es la peor cosa que se puede hacer».

La campaña demuestra la importancia de que las familias confíen en sus instintos y susciten preocupaciones de forma proactiva. El mensaje, «Si siente algo diferente, podría ser el Alzheimer – este es el momento de hablar», será importante para convencer a las personas a pasar de ser pasivas cuando observan síntomas potenciales, y tomar importantes pasos y tener una conversación.

«Al destacar historias sinceras y relacionables de personas que han sido diagnosticadas con Alzheimer, esta nueva campaña crítica ayudará a aliviar los retos asociados con iniciar esta conversación difícil. Esperamos que alentará a audiencias a notar las señales temprano, confiar en sus instintos, y tener una conversación. Tener esta conversación temprano puede hacer una diferencia en las vidas de los que han sido diagnosticados y sus familias», dijo Lisa Sherman, presidenta y directora ejecutiva del Ad Council.

Historias en video de cuidadores, incluyendo Ortiz, que notó las señales y inició una conversación, están diseñadas para ayudar a ilustrar cómo otras familias pueden hacer lo mismo. En adición, el sitio web de la campaña ofrece a las familias herramientas y recursos, incluyendo temas de conversación personalizables, una lista de señales tempranas y síntomas de la enfermedad de Alzheimer, los beneficios de un diagnóstico precoz, y una guía de discusión descargable y otros recursos.

«Our Stories (Nuestras Historias) es una experiencia web transformativa diseñada para cambiar la forma en que las personas miran la enfermedad de Alzheimer. Utilizamos historias verdaderas, una estética ilustrada, y un enfoque z-space interactivo en la narrativa para aumentar el confort de nuestros usuarios para que dejen la experiencia del sitio y apliquen lo que han aprendido a su actual situación de vida», dijo Chris Neff, director senior de innovación en the community. «El producto resultante es un hermoso equilibrio entre arte e información que esperamos que logre hacer entender a las audiencias y genere más visitas médicas y diagnósticos en una etapa temprana».

Para obtener recursos para ayudar a iniciar la conversación acerca de las preocupaciones cognitivas, visite Our Stories. Para sugerencias sobre cómo abordar las preocupaciones sobre la pérdida de la memoria, visite alz.org.

En adición, la Alzheimer’s Association ayuda a las familias y amistades a navegar los retos y consideraciones en cada etapa de la enfermedad, a través de conversaciones cara a cara con expertos en comunidades locales, nuestra línea de ayuda telefónica gratuita 24/7 (800.272.3900) y apoyo integral y recursos en alz.org.