Los niños y las niñas de todo el país, incluyendo a miles en comunidades desatendidas, tendrán nuevo acceso a ‘Lugares Seguros para Jugar’ (Safe Places to Play) durante los próximos siete años gracias a un nuevo y mejorado Mini-Pitch System™ diseñado para el fútbol juvenil.

Estos campos modulares –diseñados por la U.S. Soccer Foundation y Musco Lighting– están equipados con luces para aumentar el número de horas que los niños y adultos pueden utilizar el espacio, bancos para observar el desarrollo del juego, almacenamiento de equipos con cerradura y una garantía completa a largo plazo para eliminar los costos de mantenimiento. En su conjunto, el sistema de minicampo proporciona una unidad compacta pero versátil que permite una instalación rápida y sin problemas, se adapta a entornos urbanos u otras áreas donde el espacio es limitado, y proporciona un lugar más seguro para los niños jugar y para congregar a la comunidad.

Aunque la participación en los deportes juveniles está definitivamente asociada con una mejor salud y un mejor rendimiento académico, más del 80 por ciento de los niños que viven en hogares con ingresos inferiores a $25,000 no se beneficia de los deportes en equipo. Además, uno de cada tres estadounidenses no tiene un parque en un radio de 10 minutos a pie de su casa, dejando a demasiados niños sin acceso a un programa de fútbol o un lugar seguro para jugar libremente.

Para hacer frente a estas barreras, la fundación y sus socios están creando 1,000 minicampos nuevos en todo el país para el 2026 y trabajando para ofrecer programas de desarrollo juvenil de fútbol en estos sitios sin costo alguno para los participantes. Además de proporcionar acceso, la creación de minicampos tiene beneficios duraderos para la comunidad: el 98% de las comunidades reporta que la gente en su comunidad es más activa y el 96% reporta que la comunidad se siente más segura con la adición del minicampo. Además, los minicampos de fútbol sirven como lugares de reunión para las familias del vecindario, y casi un tercio de los niños que vienen a jugar en ellos son recién llegados al fútbol.

«Simplemente no hay suficientes lugares seguros en donde los niños puedan jugar, especialmente en comunidades desfavorecidas», dijo Ed Foster-Simeon, presidente y CEO de la U.S. Soccer Foundation. «Estamos creando estos minicampos justo en los vecindarios donde los niños viven y van a la escuela, para que sean de fácil acceso para los niños. La adición de luces en cada minicampo, gracias a nuestra asociación con Musco Lighting, permitirá que aún más niños y familias puedan jugar, especialmente en los meses más oscuros del invierno. Esto significa que aún más niños podrán beneficiarse de todas nuestras ofertas de juego».

«La misión principal de la fundación es empoderar a los jóvenes con confianza, trabajo en equipo y habilidades para la vida desarrollados a través de la participación en el fútbol, y esa es una misión en la que creemos firmemente», dijo Joe Crookham, presidente de Musco. «Este sistema de minicampo mejorará nuestra capacidad para expandir estas oportunidades de manera más eficiente a más comunidades que las necesiten. Estamos muy orgullosos de asociarnos con la fundación en esta importante iniciativa».

Este modelo se utilizará para los nuevos proyectos de minicampo de la U.S. Soccer Foundation. En los últimos cinco años, la U.S. Soccer Foundation ha creado más de 200 minicampos en todo el país, con otros 100 más por llegar en el próximo año. En la actualidad, ya hay más de 15 de este nuevo sistema de minicampo en uso en Cincinnati, Ohio; Columbus, Ohio; Dallas, Texas; Manchester, Nueva Jersey; Newark, Nueva Jersey; Oklahoma City, Oklahoma; Orlando, Florida; y Phoenix, Arizona.

El anuncio de hoy se hará en la gran inauguración de un nuevo minicampo en Reynolds Middle School en la ciudad de Fairview, ubicada en el área metropolitana de Portland. El minicampo fue un regalo del W.J. Silverstein Family Trust y es el tercer minicampo en el que el Trust trabajó con la U.S. Soccer Foundation para crearlo en el área de Portland. Jake Silverstein, copropietario del Houston Dynamo de la MLS y del Houston Dash de la NWSL, dijo: «Estamos muy emocionados de ser testigos del increíble impacto positivo que estos ‘Lugares Seguros para Jugar’ (Safe Places to Play) están teniendo a lo largo y ancho de nuestras comunidades. Jugar al fútbol desde una edad temprana puede ser fundamental para promover una vida saludable y de bienestar».

Musco Lighting es un socio nacional del movimiento ‘It’s Everyone’s Game’ de la U.S. Soccer Foundation, que trabaja para asegurar que los niños que viven en comunidades marginadas puedan disfrutar de los beneficios del juego para la salud y el desarrollo de la juventud. Otros socios nacionales son adidas, Major League Soccer y Target. Cada uno de estos socios nacionales ha sido fundamental para ayudar a la fundación a aumentar el acceso al juego y sus beneficios a través de la creación de minicampos.