LUCERNA, Suiza, 18 de noviembre de 2019 /PRNewswire/ — Adrenalina, autos de carrera, Fórmula 1… la primera ojeada al nuevo Regulator Classic Carbon Racer inmediatamente lo transporta a uno al mundo del automovilismo, ya que este cronómetro, al estilo de la cabina de un automóvil, garantiza que impresionará.

Inspired by motor sport: the Regulator Classic Carbon Racer, a new mechanical timepiece by Chronoswiss

El acero inoxidable, una malla de fibra de carbono de alta tecnología y el aspecto de velocímetro gritan «velocidad». El nuevo modelo reúne los colores típicamente asociados con el automovilismo: el rojo, el blanco y el negro de carbón. El diseño de este cronómetro hace recordar a un velocímetro, con la manecilla roja al estilo de la aguja de un velocímetro. La llamativa forma triangular del horario y el minutero se puede leer perfectamente en la oscuridad, gracias a las extremadamente luminosas inserciones de Super-LumiNova. El patrón guilloché en el dial del cronómetro también es poco convencional: la técnica real del guilloché, con varios siglos de antigüedad, se fusiona aquí con fibra de carbono ultrafina de la principal categoría del automovilismo.

Como es habitual para Chronoswiss (un logro innovador de la marca en la década de 1980), el fondo de la caja es de cristal de zafiro, a través del cual se puede ver el corazón latente del reloj, su movimiento —justo igual que los autos de carrera que se enorgullecen de mostrar el motor debajo de un cristal—. También se puede admirar la complejidad de los mecanismos a través del dial esqueleto del segundero, inspirado visualmente en el diseño perforado de la llanta de un auto de carrera.

El motor de alto rendimiento del reloj es su maquinaria calibre C.295 automática con una reserva de energía de más de 40 horas, que ha sido sometida a una modificación de Regulator internamente en Chronoswiss. Su robusta caja y la resistencia al agua de hasta 10 bares (100 m) hacen que el Regulator Classic Carbon Racer sea el cronómetro perfecto para cada ocasión.

El vínculo entre la mecánica moderna de Chronoswiss y el automovilismo es muy antiguo. La empresa de propiedad familiar ya ha probado que tiene gasolina en la sangre en alianzas cooperativas con las marcas Alfa y Audi y, una y otra vez, ha creado pequeñas ediciones limitadas de cronómetros excepcionales.

Para obtener más información e imágenes en alta resolución, le rogamos visitar http://api-assetengine.oew.de/Assets/oeworder.dat?d=2YqiBVl1mEqOc6sGAMecew2.

Chronoswiss se fundó en 1983, en medio de la crisis del cuarzo, cuando solamente los visionarios siguieron creyendo en el reloj mecánico. El espíritu empresarial e invenciones atractivas como el fondo de cristal de zafiro, un diseño inconfundible y la producción de la primera serie de la maquinaria del reloj regulador como reloj de pulsera, hicieron que Chronoswiss fuera una marca única. Con sede en Lucerna, Suiza, la marca fabrica apenas unos miles de relojes mecánicos por año de conformidad con los estándares de calidad Hecho en Suiza.

www.chronoswiss.com

Foto – https://mma.prnewswire.com/media/1030243/Regulator_Classic_Carbon_Racer.jpg  
Logo – https://mma.prnewswire.com/media/1030242/Chronoswiss_AG_Logo.jpg

Chronoswiss AG logo

 

 

 

FUENTE Chronoswiss AG