HANGZHOU, China, 5 de febrero de 2020 /PRNewswire/ — Más de 110.000 mascarillas de protección, compradas en países europeos por el fabricante de cosméticos Proya, se entregaron a personal médico de primera línea en la provincia china de Hubei el 4 de febrero. Llevadas por ejecutivos de Proya, las mascarillas, incluidas unas 90.000 mascarillas que cumplen con las normas europeas (FFP3/FPP2, que supera al N99/N95 en eficiencia de la filtración) y 20.000 mascarillas desechables, fueron custodiadas por agentes de la policía local bajo la supervisión de funcionarios gubernamentales de la provincia de Hubei, ya que el destino de la entrega limita la entrada de vehículos que no tengan matrícula local. Hasta la fecha, los ejecutivos de Proya han entregado 68.000 mascarillas al 2º Hospital del Pueblo de Xishui en la ciudad de Huanggang, y 43.880 mascarillas adicionales a la Federación Benéfica de Hubei.

Donaciones designadas de suministros médicos entregadas al 2º Hospital del Pueblo de Xishui (PRNewsfoto/Proya)

La entrada y salida de Wuhan, el epicentro de la epidemia de 2019-nCOV, se restringió en la víspera del Año Nuevo chino. Ese día, Proya creó un grupo especial de respuesta a la epidemia. Con el cofundador y director ejecutivo Fang Yuyou sirviendo como director general, la empresa también estableció formalmente un fondo público benéfico de RMB15 millones (aproximadamente USD2,2 millones) para intensificar el esfuerzo de controlar y evitar una mayor propagación del virus 2019-nCoV. Proya ha donado 4 millones de yuanes a las ciudades de Wuhan, Wenzhou y Leqing así como más de 110.000 mascarillas a receptores designados. La empresa seguirá haciendo todo lo posible para responder a la demanda interna de suministros y para prevenir y controlar la propagación de la enfermedad.

Comprando suministros en Europa para donaciones designadas

Según el señor Fang, sus donaciones anteriores fueron principalmente en efectivo. Coincidiendo con el Año Nuevo chino, la inesperada epidemia del 2019-nCoV causó una grave escasez de suministros médicos en China. En consecuencia, Proya se concentró más en la compra de suministros, además de las donaciones en efectivo.

De las más de 110.000 mascarillas que Proya compró en Europa, 68.000 se donaron al 2º Hospital del Pueblo de Xishui en Huanggang, ya que la ciudad afrontaba ante el brote del virus un nivel de gravedad similar al experimentado en Wuhan. El 3 de febrero, Huanggang había informado 1.422 casos confirmados, de los cuales 210 ocurrieron en Xishui, el segundo distrito más populoso de la ciudad.

Comprar las mascarillas fue una tarea difícil. Inmediatamente a raíz del cierre de Wuhan, Proya nombró a Pan Xiang, director de la agencia de marcas europeas de la empresa, para que estableciera equipos de compra. Debido a la limitada oferta de dispositivos médicos protectores en Europa, los equipos de compra tuvieron que buscar suministros en muchos países europeos. La tarea de las compras fue todavía más difícil porque Proya tuvo que asegurar que los artículos comprados observaran las normas de uso y donación de los hospitales de China.

Comprar suministros en muchos países resultó ser una tarea difícil (PRNewsfoto/Proya)

«Visitamos a diversos fabricantes de mascarillas en toda Europa. Es de destacar que pasamos más de diez horas conduciendo de París a Milán, como parte de la tarea de compra. Además, con frecuencia trabajamos toda la noche para negociar con nuestros colegas locales debido a la diferencia de hora», dijo Pan.

Transporte ininterrumpido para garantizar una entrega puntual

Cómo entregar los suministros al personal médico de primera línea en la provincia de Hubei resultó ser otro desafío.

Solicitar una vía rápida para la recogida de donaciones de bancos nacionales y establecidos en Hong Kong, negociar con receptores de donaciones sobre detalles de las entregas y coordinar un vuelo para transportar los suministros médicos a China fueron parte del esfuerzo de Proya. El personal de logística de la empresa estaba de guardia en el aeropuerto para que el trámite aduanero fuera lo más rápido posible. Wang Jianrong, gerente general del centro de manufactura de Proya, acompañó los suministros durante toda la ruta de la entrega para garantizar que llegaran bien. El personal de Proya trabajó día y noche durante cada etapa del proceso de entrega para asegurar la entrega puntual de los suministros.

Transporte ininterrumpido a lo largo del proceso de entrega (PRNewsfoto/Proya)

Cada empresa ha asumido instintivamente su responsabilidad empresarial social y está haciendo todo lo posible en esta situación urgente. Proya reafirma su continuo compromiso con la inmediatez de su respuesta, señaló el señor Fang.

Foto – https://mma.prnewswire.com/media/1086463/1.jpg
Foto – https://mma.prnewswire.com/media/1086464/2.jpg
Foto – https://mma.prnewswire.com/media/1086465/3.jpg

FUENTE Proya