REIKIAVIK, Islandia, 14 de abril de 2020 /PRNewswire/ — El equipo científico de deCODE genetics y sus colegas del Directorio de Salud de Islandia y el Hospital Universitario Nacional publicaron hoy, en la edición en línea del New England Journal of Medicine, un estudio poblacional de la propagación temprana del virus SARS-Cov-2 (causante de la enfermedad Covid-19) en Islandia. El objetivo del estudio es ofrecer un panorama tan completo como sea posible de la forma en que el virus se propaga en una población, en este caso una de 360.000 con la implementación intensiva y temprana de pruebas, y de medidas de rastreo y aislamiento con el propósito de contener la epidemia. Los resultados muestran que aproximadamente 0,8% de la población en general está infectada con varias cepas o clados del virus, lo que respalda la preocupación sobre los portadores silenciosos que estarían propagando la enfermedad. Ello plante que, si bien los esfuerzos del sistema de salud pública han rendido frutos, hasta ahora, en cuanto a la mitigación a la fecha, contar con más datos, incluido el descarte masivo en la población, serán fundamentales para definir los esfuerzos destinados a contener al virus en Islandia en el largo plazo.  

El estudio aprovecha la combinación de pruebas dirigidas y el descarte poblacional con más de 60.000 pruebas/millón al 4 de abril, fecha última de toma de datos para la investigación; se han realizado, además, 4.000 pruebas/millón en Islandia cada día desde entonces. Las autoridades de salud del país empezaron a realizar pruebas en personas que volvían de zonas de alto riesgo (principalmente, los resorts para esquiar en los Alpes) y con síntomas a principios de febrero, un mes antes de identificar la primera infección de SARS-Cov-2, el 28 de febrero. Al 4 de abril, estas pruebas dirigidas habían identificado 1.221 casos de entre 9.199 personas con síntomas y sus contactos. Todos los casos confirmados fueron aislados y situados en una cuarentena de 14 días en casa. Para complementar las pruebas y contar un panorama de la propagación del virus en la población general, el 13 de marzo deCODE empezó a realizar pruebas de descarte en voluntarios que se presentaron para exámenes gratuitos. Para el 1 de abril, se había estudiado a 10.797 personas en este esfuerzo, y 87 (0,8%) habían resultado positivas. Del 1 al 4 de abril se seleccionó al azar y se estudió a 2.283 personas, y 13 (0,6%) resultaron positivas. El análisis de los datos combinados de las pruebas indica que las niñas, los niños y las mujeres son, en general, menos susceptibles a infectarse de SARS-Cov-2 que los hombres adultos.

«Al intentar obtener un detallado mapa de la epidemiología molecular del COVID-19 en Islandia, esperamos proporcionar a todo el mundo los datos útiles para un esfuerzo internacional colectivo que frene la propagación de la enfermedad», dijo Kari Stefansson, director general de deCODE genetics y uno de los autores principales del documento.

deCODE determinó la secuencia del virus en 643 personas diagnosticadas y trazó un árbol genealógico de los distintos haplotipos encontrados (ramas de variantes secuenciales). El análisis de los datos secuenciales revela que los haplotipos del virus detectados en las primeras pruebas dirigidas pertenecen, casi en su totalidad, al clado A2 originado en Austria e Italia, que habría llegado a Islandia con las personas que volvían de sus vacaciones dedicadas a esquiar. Por el contrario, los casos identificados en las pruebas dirigidas más recientes y en el descarte poblacional de deCODE muestran que diversos haplotipos del clado A1 en países como el Reino Unido se han vuelto más comunes, y que ahora hay una amplia y creciente variedad de haplotipos presentes en la población.

Lo anterior indica que el virus llegó a Islandia proveniente de muchos países, incluso aquellos que entonces eran considerados de bajo riesgo. Hasta ahora, se han identificado 291 mutaciones en el país que no han sido identificado en ningún otro lugar. Una de las utilidades de la detección de la secuencia del virus es la posibilidad de rastrear los contactos y las otras infecciones derivadas de los casos confirmados. Estos datos, así como el hecho de que la mayoría de las nuevas infecciones provienen de quienes ya están en cuarentena, subrayan la eficacia general de los esfuerzos de salud pública por rastrear y aislar dichos contactos y controlar aún más la propagación del virus.

«Para aplanar la curva de esta pandemia tan rápido como sea posible, necesitamos información científicamente precisa sobre la forma en que el COVID-19 se propaga en las comunidades. Estoy convencido de que la rápida respuesta de deCODE a esta emergencia y los conocimientos que ha generado brindarán al resto del mundo bases científicas más sólidas para la toma de decisiones de salud pública», dijo Robert A. Bradway, presidente y director general de Amgen.

deCODE, con sede en Reikiavik, Islandia, es líder mundial en el análisis y el entendimiento del genoma humano. A partir de su singular pericia en genética humana, aunada a su creciente pericia en transcriptómica y proteómica de poblaciones, así como su vasto acervo de datos fenotípicos, deCODE ha descubierto los factores de riesgo de docenas de afecciones comunes y ha aportado conocimientos clave sobre su patogénesis. El objetivo de entender la genética de las enfermedades es usar dicha información para crear nuevos medios de diagnóstico, tratamiento y prevención. deCODE es una subsidiaria en propiedad total de Amgen (NASDAQ: AMGN).

Video – https://mma.prnewswire.com/media/1154998/Dr_Kari_Stefansson_on_COVID_19.mp4   
Photo – https://mma.prnewswire.com/media/1154641/deCODE_genetics_headquarters.jpg    
Logo – https://mma.prnewswire.com/media/974116/deCODE_genetics_Logo.jpg     

 

Contacto:
Thora Kristin Asgeirsdottir
Relaciones públicas y comunicaciones
deCODE genetics
thoraa@decode.is
+354-894-1909  

 

deCODE genetics headquarters

 

deCODE genetics Logo

 

FUENTE deCODE genetics