GINEBRA, 26 de agosto de 2020 /PRNewswire/ — La importancia de la microbiota intestinal para reducir la carga de las enfermedades hepáticas relacionadas con el alcohol y el cáncer de hígado ha quedado demostrada en un nuevo estudio piloto presentado en el Digital International Liver Congress™ 2020 (Congreso Internacional Digital del Hígado 2020).

El estudio examinó si el trasplante de bacterias fecales de un individuo sano a un paciente (FMT, por sus siglas en inglés) podía reducir las ansias de consumir alcohol como el primer paso para su uso en posteriores ensayos más amplios.

En un ensayo clínico, piloto, doble ciego, aleatorizado, controlado con placebo recibieron un FMT o placebo 20 pacientes con un trastorno por consumo de bebidas alcohólicas, que habían intentado de diversas formas dejar el alcohol, aunque sin éxito. El FMT demostró reducir las ansias de consumir alcohol así como también el perfil de impacto de enfermedad psicosocial y total a los 15 días del tratamiento. También se observó un aumento significativo correspondiente en la diversidad de la microbiota en los pacientes que recibieron el FMT, en comparación con los pacientes al inicio del estudio.

Los desequilibrios en la microbiota intestinal se han considerado un factor que contribuye a la hepatopatía alcohólica y este estudio plantea la posibilidad de explotar la regulación de la microbiota intestinal para mejorar los resultados clínicos de los pacientes.

En casos de abuso crónico del alcohol, especies reactivas del oxígeno producidas por el metabolismo del alcohol pueden causar inflamación intestinal crónica, lo que a su vez puede aumentar la permeabilidad intestinal y alterar la composición de la microbiota. Se cree que una mayor permeabilidad intestinal conduce al traslado del ADN de las bacterias intestinales y las toxinas endógenas hacia el hígado. Se piensa que esto último provoca vías inflamatorias asociadas con el desarrollo de las enfermedades hepáticas, incluido el cáncer.

«El FMT fue seguro y mostró tener un impacto en reducir las ansias de consumir alcohol en el corto plazo y mejorar la calidad de vida a nivel psicosocial en pacientes con cirrosis y trastorno por consumo de bebidas alcohólicas», comentó el presentador del estudio en el Congreso Internacional del Hígado, el Dr. Jasmohan Bajaj, de McGuire VA Medical Center, EE. UU. «La relativa abundancia de bacterias que producen ácidos grasos de cadena corta identificadas en los pacientes con una mayor diversidad después del FMT demuestra que alterar el eje intestino-cerebro es un posible camino para aliviar el trastorno por consumo de bebidas alcohólicas en los pacientes con cirrosis».

«Entender las interacciones entre el genoma humano y el microbioma en personas sanas y enfermas representa una de las principales áreas de avance en los últimos años», afirmó el profesor Luca Valenti, integrante del Comité Científico de la Asociación Europea para el Estudio del Hígado (EASL, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Milán, Italia. «Este estudio sienta las bases para explorar estos nuevos conocimientos en el tratamiento de las enfermedades hepáticas».

Para obtener más información, referencias o entrevistas con los expertos, contacte a Sean Deans en el +44 (0)1444 811099 o en sean@spinkhealth.com

FUENTE The European Association for the Study of the Liver (EASL)