PEKÍN, 12 de septiembre de 2020 /PRNewswire/ — Un informe de Science and Technology Daily:

El mundo actual está conformado por entidades diversas. Con una gran cantidad de fuerzas activas en pos del desarrollo social y económico, solo la tecnología digital puede generar medios de conexión entre los distintos puntos.

En el caso de China, si bien el futuro enfoque del desarrollo se centraría principalmente en la «gran circulación doméstica», la «promoción mutua de la doble circulación doméstica e internacional» también es de gran importancia. Al lanzar la Iniciativa Global sobre Seguridad de Datos, le anunciamos al mundo una vez más que China se adhiere a la apertura, y se esfuerza por promover la institución de una economía mundial abierta y una comunidad digital con un futuro compartido.

Ya sea en el campo de la ciencia y la tecnología o de la economía, la tendencia a la globalización es irreversible, al igual que la tendencia a la división y cooperación en el trabajo y los beneficios mutuos entre distintos países. China necesita mantener su posición de gran apertura al mundo, y para eso crea una nueva frontera en términos de cooperación internacional y competencia en cada sector, que incluye a la industria de la información, para ayudar a hacer realidad los objetivos del desarrollo social en una nueva era.

Una persona virtuosa tiene la mente abierta y está siempre tranquila, mientras que una persona mezquina está llena de angustia en todo momento. Siempre habrá países que intenten avivar disputas en base a la idea de que solo puede haber un único ganador. Últimamente, varios políticos norteamericanos se han paseado por distintos continentes, determinados a difamar la industria informática de China e incluso a toda su política de apertura con la excusa de «proteger la seguridad». Al defender la seguridad de datos global, China no solo mostró la honestidad que siempre ostentamos y detuvo la propagación de mentiras malintencionadas inventadas por ciertas personas, sino que expuso la hipocresía escondida de los Estados Unidos.

Además de ser una defensa contra la difamación política, la iniciativa también refleja la profunda comprensión de China sobre la naturaleza de la industria de la información y del modo en que aumenta la productividad social.

Por miles de años, el entendimiento del valor de la información ha estado vinculado con firmeza a su transmisión. Inclusive el oráculo del cielo, si se lo entierra en las montañas, es solo un papel inservible. Y la función principal de Internet es lograr la transmisión de información más extensa y eficiente de la historia.

A diferencia del lento y repetitivo progreso de la productividad de la antigüedad, la sociedad de la información es más propensa a adoptar la tendencia de una interconexión más amplia y profunda, y esto solo seguirá acelerándose y actualizándose constantemente. Por lo tanto, la ausencia de reglas internacionales en el espacio digital pondrá en peligro el desarrollo de la economía digital global.

Mientras Estados Unidos toma acciones que no apuntan a la seguridad de datos, continúa acusando a otros países de poner en peligro a Norteamérica. Ningún país tiene por qué tolerar su hegemonía. No debería permitirse que sean unicamente los Estados Unidos quienes juzguen qué productos son seguros o «condenen» a quienes según ellos ponen en peligro la seguridad de datos en otros países.

Ya ha pasado la época en la que un país hegemónico podía satisfacer su codicia de manera egoísta con el sacrificio de sus subordinados. Es obvio que un país con visión se adaptará a los tiempos que corren y realizará esfuerzos coordinados para asegurar el flujo regular de la información bajo reglas justas y beneficiosas para todos. (Autores: Zhang Mengran, Lu Zijian y Long Yun)

 

FUENTE Science and Technology Daily