PEKÍN, 23 de octubre de 2020 /PRNewswire/ — El pasado viernes, China celebró un evento para conmemorar el 70.° aniversario de la entrada del ejército de Voluntarios del Pueblo Chino (VPCh) a la República Democrática Popular de Corea (RPDC) durante la guerra para resistir la agresión de Estados Unidos y apoyar a Corea (1950-1953).

El presidente chino Xi Jinping, quien también es secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) y presidente de la Comisión Militar Central (CMC), ofreció un discurso durante el evento invitando al país a recordar su historia, impulsar el espíritu del VPCh y avanzar hacia un socialismo con nuevas características.

Lea el artículo original aquí.

Acerca de la guerra

Durante su discurso en el evento, el presidente chino enfatizó que la gran victoria en la guerra para resistir la agresión de Estados Unidos y apoyar a Corea estará grabada por siempre en la historia de la nación china y de la paz, el desarrollo y el progreso de la humanidad.

Xi elogió la relevancia histórica de la guerra para resistir la agresión de Estados Unidos y apoyar a Corea, destacando que la «gran guerra» desafió la invasión y expansión del imperialismo salvaguardando la seguridad de la Nueva China.

También agregó que esta guerra, además, salvaguardó la vida pacífica del pueblo chino, estabilizó la situación en la península de Corea y defendió la paz para Asia y el mundo.

En junio de 1950, ocho meses después de que se fundara la República Popular China, estalló la Guerra de Corea. Las inclemencias de la guerra llegaron pronto al río Yalu, frontera entre China y la RPDC, y causaron estragos a la ciudad de Dandong al noreste de China, en la provincia de Liaoning. Los ataques aéreos de Estados Unidos dejaron civiles muertos y edificios bombardeados.

Eran tiempos en los que la nueva China contaba con unas fuerzas armadas mal equipadas y cuerpos aéreo y naval sin capacidad de combate. Sin embargo, a solicitud de la RPDC, el ejército de Voluntarios del Pueblo Chino (VPCh) entró a la península de Corea en octubre de 1950 para apoyar a la RPDC hasta que se logró una tregua en 1953.

El presidente Xi dijo que la victoria es un testimonio de que los chinos se han mantenido fuertes en el oriente, y agregó que esta estableció los cimientos para posicionar a la Nueva China en el escenario asiático e internacional.

Impulsar el espíritu de los VPCh

Durante un periodo de dos años y nueve meses, un total de 2,9 millones de soldados VPCh se incorporaron al campo de batalla. Y más de 197.000 sacrificaron sus vidas durante esta guerra.

Xi enalteció el gran patriotismo que demostraron los VPCh en su batalla contra un enemigo poderoso, e invitó al pueblo chino a impulsar ese espíritu en la nueva era y aunar esfuerzos para alcanzar el rejuvenecimiento de la nación.

También destacó que el ejército VPCh demostró patriotismo, heroísmo, optimismo y devoción a la misión, así como un espíritu que procura la paz mundial y la justicia en la guerra. Hizo hincapié en que todo eso debe trascender de generación en generación.

El presidente chino agregó que la tenacidad que se forjó durante la guerra seguirá inspirando al pueblo chino, y a toda la nación, para que sigan desafiando la hegemonía, uniéndose y potenciando las capacidades de combate con determinación, para superar todos los desafíos y dificultades que se presenten en el camino.

Salvaguardar la paz mundial

Al conmemorar la guerra, China no pretende avivar rencores. En lugar de ello, es tiempo de sacar el coraje de la historia para afrontar con valentía los nuevos desafíos de la actualidad y promover con más ahínco la paz y el desarrollo para el mundo.

Xi hizo énfasis en su discurso en que la victoria en esta guerra demostró que la justicia siempre ha de prevalecer por encima del poder, y que el desarrollo pacífico es una tendencia histórica irreversible.

Instó a que se promuevan esfuerzos para salvaguardar la paz y la justicia en el mundo, aduciendo que China, como país de mayor responsabilidad, está lista para trabajar con las personas del mundo para construir una comunidad que comparta un futuro por la humanidad.

China ha sido reiterativa en su intención de contar con una política de defensa nacional que proteja la naturaleza. El presidente Xi además apuntó que el ejército de China siempre será una fuerza incondicional que salvaguarde la paz mundial.

También dijo que el pueblo chino quiere la paz, pero que nunca se comprometerá de cara a amenazas o de ser sometida por supresión.

«China nunca busca la hegemonía ni la expansión, y se opone firmemente al hegemonismo y la política de fuerza», señaló, y agregó que China nunca permitirá que se menoscabe su soberanía nacional, su seguridad ni sus intereses de desarrollo.

Para concluir, Xi expresó que las personas chinas son tenaces y seguras, y miran al futuro hacia perspectivas brillantes de rejuvenecimiento nacional.

Video: https://www.youtube.com/watch?v=8inY3lyNXLA

FUENTE CGTN