PEKÍN, 25 de enero de 2021 /PRNewswire/ — Detrás del contexto de una pandemia que ha afectado la salud pública global y ha puesto a la economía mundial en una profunda recesión, el mundo en 2020 generó miedo e incertidumbre en muchas personas, mientras la situación empeora aún más debido a otros desafíos emergentes.

La situación caótica que hoy enfrenta el mundo es similar a la de hace cuatro años, cuando el presidente chino Xi Jinping pronunció su primer discurso histórico en el Foro Económico Mundial (FEM), en el que ofreció soluciones chinas a la comunidad global.

«Debemos continuar la lucha», afirmó Xi Jinping a los líderes globales para frenar el brote de COVID-19 en el evento virtual del FEM de la agenda de Davos el lunes. «Sin embargo, seguimos convencidos de que el invierno no puede detener la llegada de la primavera y la oscuridad nunca puede ocultar la luz del amanecer».

Bajo el tema «Un año crucial para reconstruir la confianza», el evento de este año, que se lleva a cabo del 25 al 29 de enero, tiene como objetivo reconstruir la confianza y dar forma a las políticas y alianzas necesarias para 2021. Más de 1.500 líderes empresariales, gubernamentales y de la sociedad civil de más de 70 países y regiones establecerán la agenda para 2021.

China ha expresado que espera que el discurso de Xi Jinping de este año ayude a alcanzar un consenso mundial, reconstruir la confianza global e impulsar la colaboración de todo el mundo, y que juntos encontremos soluciones para los problemas globales urgentes a los que se enfrenta la comunidad internacional.

Xi Jinping afirmó que la colaboración mundial es la mejor manera de derrotar la pandemia, así como otras crisis globales. El presidente chino sostuvo que el mundo debería promover el multilateralismo y construir una comunidad con un futuro compartido para la humanidad, y señaló que ningún país puede resolver un problema mundial por sí solo.

«Debe haber acción, respuesta y colaboración a nivel global», afirmó.

Facilitar la colaboración mundial y el mecanismo del diálogo

China siempre ha sido una firme defensora y practicante activa del multilateralismo, al crear plataformas multilaterales y participar en ellas.

Ha iniciado el Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional y la Exposición Internacional de Importación de China, y en noviembre del año pasado firmó el acuerdo de libre comercio más importante del mundo, la Asociación Económica Integral Regional (RCEP).

Mientras el mundo enfrenta la urgente tarea de la recuperación económica en la era pospandemia, Xi Jinping expresó que los países primero deberían intensificar su coordinación de políticas macroeconómicas para promover un crecimiento más sólido e inclusivo de la economía mundial, utilizando al G20 como el principal foro para la gobernanza económica global.

La economía de China creció un 2,3 % en 2020, lo que la convierte en la única economía importante en tener un crecimiento positivo con la economía mundial devastada por la pandemia.

Los principales organismos financieros, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), esperan que China lidere la recuperación macroeconómica global, ya que se considera que el poder adquisitivo de los consumidores chinos impulsará la continua recuperación del país en 2021.

Además, Xi Jinping también pidió al mundo que evitara la confrontación con excusas sobre diferencias en la historia, la cultura o el sistema. En cambio, el mundo debe adherirse a una colaboración basada en beneficios mutuos y resolver desacuerdos mediante la consulta y el diálogo.

Esforzarse por lograr un desarrollo equilibrado para todos los países

Con el mundo luchando con la pandemia, las recuperaciones económicas de las naciones desarrolladas y de los países en vías de desarrollo siguen caminos divergentes. Los países en vías de desarrollo con menos recursos, que se vieron especialmente afectados por la pandemia, necesitan ayuda inminente para ponerse al día en la recuperación mundial.

En su discurso, Xi Jinping pidió al mundo que proporcionara la ayuda necesaria en términos de más recursos y espacio para el desarrollo de los países en vías de desarrollo por el bien de todos. «Con el crecimiento de los países en vías de desarrollo, debemos reconocer que la prosperidad y la estabilidad globales se encontrarán sobre una base más sólida, y los países desarrollados se beneficiarán de ese crecimiento», afirmó.

El presidente chino también advirtió que el mundo debería seguir comprometido con el derecho internacional y las normas internacionales en lugar de buscar la propia supremacía. «El multilateralismo consiste en que los asuntos internacionales se aborden a través del diálogo y que el futuro del mundo lo decidamos todos trabajando juntos», afirmó.

La comunidad internacional debe proteger los intereses legítimos de desarrollo de los países en vías de desarrollo. Agregó que el fortalecimiento de la igualdad de derechos, la igualdad de oportunidades y la igualdad de normas deberían ser el objetivo a largo plazo para que todos los países se beneficien de las oportunidades y los frutos del desarrollo.

China replantea la colaboración continua en pos de la prosperidad común

A pesar de la pandemia, China ha logrado avanzar en sus tareas a nivel nacional. En los últimos 40 años, China ha obtenido logros históricos para poner fin a la pobreza extrema y permitió que más de 800 millones de personas salieran de la pobreza, lo que representa más del 70 % de la reducción de la pobreza a nivel mundial.

Como parte de la contribución de China a este nuevo año, Xi Jinping se comprometió a trabajar con otros países para construir un mundo abierto, inclusivo, limpio y hermoso que disfrute de paz duradera, seguridad universal y prosperidad común. Prometió que China ayudará a los países en vías de desarrollo a erradicar la pobreza, aliviar la carga de la deuda y lograr un mayor crecimiento.

A medida que China entra en una nueva etapa de desarrollo, Xi Jinping expresó que China seguirá una nueva filosofía de desarrollo y fomentará un nuevo paradigma de desarrollo con circulación nacional como pilar fundamental, y las circulaciones nacionales e internacionales se fortalecerán mutuamente, desplegando el potencial del enorme mercado chino y la gran demanda interna.

«Esperamos que estos esfuerzos brinden más oportunidades de colaboración a otros países y generen un mayor impulso a la recuperación y crecimiento de la economía global», afirmó Xi Jinping.

Artículo original: aquí.

Video: https://www.youtube.com/watch?v=qg6ACnr2P08

 

FUENTE CGTN