Los mercados bursátiles estadounidenses han recobrado parte del tropiezo del miércoles cuando se enfrentaron cara a cara los inversionistas minoristas con el ámbito institucional. Explicación sobre cómo funciona un «Short squeeze».

MELBOURNE, Australia, 1 de febrero de 2021 /PRNewswire/ — Wall Street se recupera parcialmente tras registrar ayer su peor colapso desde el pasado mes de octubre cuando los inversores institucionales se enfrentaron al frente minorista.

Durante la jornada del jueves, el S&P 500 rescató un uno por ciento del 2% arrebatado durante la sesión de media semana y de momento se encuentra cotizando en torno a los 3,790 puntos.

Causalmente, de momento todo parece ser que el repunte en el índice bursátil estadounidense se está llevando a cabo bajo una reducción en las tensiones presentadas el miércoles.

Noticias de mercado: https://pepperstone.com/es-la/analisis-mercados/noticias/

Hay que recordar que bajo una dinámica de «Short squeeze», los inversores minoristas, los cuales han recientemente alzado su voz en los mercados a través de plataformas como Robinhood, pusieron en Jaque mate al establecimiento institucional en Wall Street.

Para aquellas personas no familiarizadas con lo que un «Short squeeze» representa, he aquí una breve explicación.

Short squeeze:

Primero que nada, hay que traer a consideración lo que el término en ingles representa y este, traducido al español, básicamente significa un apretón a las posiciones en corto.

A partir de aquí, ahora nos adentramos en lo que las posiciones en corto representan en el mercado accionario.

Venta en corto:

Si bien el término puede ser confundido a veces con operaciones de venta, las ventas son situaciones de mercado donde una operación de compra simplemente es cerrada, o puesto de otra manera, se ha vendido (cerrado) la operación de compra.

Guías educacionales de Pepperstone: https://pepperstone.com/es-la/educacion/

Una operación de venta en corto es una situación en donde un inversionista o trader mantiene un perfil desfavorable para una compañía y procede a tomar «prestadas» las acciones de una empresa para eventualmente, cuando se haya depreciado el valor de la acción de la compañía, reponerlas a un valor más bajo del que inicialmente se obtuvieron.

Durante el préstamo de estas acciones, la institución que ha funcionado como prestamista, obtiene beneficio al cobrar un rendimiento mientras se mantenga la operación de préstamo.

Para leer la historia completa sigue el siguiente enlace.

FUENTE Pepperstone