AUSTIN, Texas, 5 de febrero de 2021 /PRNewswire/ — Los médicos del Texas Cardiac Arrhythmia Institute (TCAI) en St. David’s Medical Center se encuentran entre los primeros del mundo en participar en un ensayo clínico para evaluar un nuevo dispositivo de protección esofágica diseñado para que los procedimientos de ablación sean más seguros para los pacientes que padecen fibrilación auricular (Fib A), el tipo de arritmia cardíaca más común. Andrea Natale, M.D., F.H.R.S., F.A.C.C., F.E.S.C., electrofisiólogo cardíaco y director médico ejecutivo del TCAI, y Amin Al-Ahmad, M.D. , electrofisiólogo cardíaco del TCAI, participaron recientemente en los primeros ensayos en humanos en Europa.

Dada la estrecha proximidad del esófago a la pared posterior de la aurícula izquierda del corazón, durante la ablación puede ingresar energía térmica al esófago y provocar una fístula auriculoesofágica (EA), una conexión anormal entre el esófago y la aurícula. Se trata de una de las complicaciones más graves y potencialmente fatales de la ablación. El dispositivo en estudio emplea la succión para separar el esófago utilizando presión negativa durante los procedimientos de ablación.

«Aunque la lesión esofágica es poco frecuente durante la ablación, la perforación del esófago puede provocar sepsis, que a menudo es fatal», indicó el Dr. Natale.»Este nuevo dispositivo puede permitirnos proteger mejor el esófago durante la ablación, lo que reduce el riesgo de complicaciones y garantiza los mejores resultados posibles para nuestros pacientes».

Los médicos del TCAI probaron el dispositivo de protección esofágica en cerca de 10 pacientes en Europa y planean ponerlo a disposición de los pacientes del TCAI previa aprobación de la FDA. Esta tecnología podría estar disponible en los Estados Unidos en dos a tres años.

Contacto para los medios:
Stacy Slayden
Elizabeth Christian Public Relations
SSlayden@EChristianPR.com
254.592.2767 (celular)

FUENTE Texas Cardiac Arrhythmia Institute at St. David’s Medical Center