AUSTIN, Texas, 15 de febrero de 2021 /PRNewswire/ — Un médico del Texas Cardiac Arrhythmia Institute (TCAI) en el St. David’s Medical Center se encuentra entre los primeros del mundo que participa de un ensayo clínico para evaluar la seguridad y eficacia de un nuevo catéter cardíaco específico utilizado durante la ablación de campo pulsado (PFA), un nuevo enfoque para el tratamiento de pacientes con fibrilación auricular (Fib A). Andrea Natale, M.D., F.H.R.S., F.A.C.C., F.E.S.C., electrofisiólogo cardíaco y director médico ejecutivo del TCAI, participó recientemente en los primeros ensayos en seres humanos de este catéter en Europa.

En lugar de energía térmica, la PFA utiliza un campo eléctrico controlado para extirpar o quemar el tejido cardíaco durante procedimientos simples y complejos de ablación, a través de un proceso conocido como electroporación irreversible (IRE). Esta técnica puede evitar daños colaterales al tejido circundante durante la ablación.

«El proceso de electroporación irreversible es un nuevo y esperanzador enfoque para nuestro campo, ya que puede reducir el riesgo de complicaciones como estenosis pulmonar (estrechamiento de una arteria) o fístulas esofágicas (conexiones anormales entre el esófago y el corazón). Si bien son raras, las fístulas esofágicas pueden poner en riesgo la vida», indicó el Dr. Natale. «Este tratamiento también puede reducir o eliminar el dolor torácico que se presenta con frecuencia después de una cirugía. Además, propicia una recuperación más breve».

Los médicos probarán el catéter en unos 40 pacientes en Europa, y se espera poder realizar pruebas en seres humanos en los Estados Unidos durante el verano boreal.

Contacto para los medios:
Stacy Slayden
Elizabeth Christian Public Relations
SSlayden@EChristianPR.com 
254.592.2767 (celular)

FUENTE Texas Cardiac Arrhythmia Institute at St. David’s Medical Center