PEKÍN, 25 de febrero de 2021 /PRNewswire/ — Un informe de Science and Technology Daily:

En comparación con los festivales de primavera previos a la pandemia de la COVID-19, la celebración de este año es bastante diferente. Muchos chinos decidieron no regresar a su ciudad natal siguiendo la recomendación de permanecer en el lugar que se encuentren y celebrar allí el Festival de Primavera. Lo mismo ha hecho un grupo de extranjeros que trabajan en China.

Dos extranjeros compartieron sus historias sobre cómo han celebrado el Festival de Primavera.

Vikash Kumar Singh: «Terminé la traducción de Qinqiang, y me gusta ser mensajero del intercambio cultural entre China e India«.

Proveniente de India, Vikash Kumar Singh ha estado viviendo en China durante más de diez años y habla chino con mucha fluidez. Ahora trabaja como profesor de Hindi en la Universidad de Estudios Extranjeros de Pekín.

Durante casi dos años, Vikash estuvo traduciendo «Qinqiang», una novela de Jia Pingwa aclamada por la crítica. Cuando comenzaron las festividades de invierno, Vikash tuvo más tiempo para trabajar en la traducción y logró terminarla antes del Año Nuevo chino.

Como parte de un programa de traducción y publicación de literatura China e India apoyado por ambos gobiernos, Vikash consideró que traducir obras literarias como Qinqiang a idiomas indios abriría una ventana desde la que los indios podrían entender mejor a China.

«Me gustaría agradecer el apoyo de ambos gobiernos a este programa», expresó Vikash, «es muy útil para el entendimiento mutuo entre personas de ambos países».

Vikash se sintió muy cómodo realizando este extenso trabajo.

Muchas personas decidieron quedarse en Pekín para el Festival de Primavera, lo que hizo que la ciudad estuviera más animada. Los centros comerciales, los cines y los restaurantes estaban bastante llenos.

Vikash le dijo al reportero que la mayoría de sus amigos también se quedaron en Pekín. Se visitaron entre sí y hablaron sobre cómo celebran el Año Nuevo en sus países de origen, como Indonesia y Bulgaria. Y sintieron que también era genial quedarse en Pekín y disfrutar un Festival de Primavera como este.

Como padre típico del «distrito haidiano» que valora poderosamente la educación y el desarrollo futuro de los hijos, Vikash a menudo interactúa activamente con los padres de los compañeros de clase de su hijo. Según Vikash, incluso durante las vacaciones tuvieron conversaciones enérgicas acerca de «ayudar a los niños a ser admitidos en la escuela primaria».

El malicioso coronavirus ha atormentado a las personas durante casi un año. Para contener la COVID-19, se ha instado a las personas a permanecer en el lugar donde se encuentran para el próximo Festival de Primavera de China. «Esto es por el bien de la seguridad personal y pública». Vikash mencionó: «Si esto no se tiene en cuenta causará muchos problemas».

Vikash también habló por teléfono con su familia en India acerca de su experiencia en estas festividades únicas. Además, presentó en detalle las costumbres en torno a la celebración del Festival de Primavera.

A través de la difusión transnacional de tradiciones y culturas como festivales y novelas, con su profesión, Vikash logró profundizar la comprensión mutua entre personas de China e India. Hasta cierto punto él se está convirtiendo en un «mensajero del intercambio cultural» de la nueva era.

José Roberto: «La cooperación entre China y Brasil en la lucha contra la COVID-19 conforta el corazón de las personas».

José Roberto, que tiene un buen nombre chino: Fan Tianyang, es el consejero de ciencia y tecnología de la embajada de la República Federal del Brasil en Pekín. Esta es la primera vez que celebra el Festival de Primavera de China desde que llegó al país en 2019.

Roberto disfruta de caminar por el parque Ritan, cerca de su lugar de trabajo. «Las medidas antipandémicas de China han tenido éxito al reducir el número de casos», afirmó.

Roberto le dijo a Science and Technology Daily que pasó todo el 2020 en China. Él considera que Pekín tiene ahora un grado de actividad económica urbana muy alto debido a la rápida respuesta del gobierno y a las medidas efectivas. «Veo cambios sucediendo en China todos los días», señaló. Aunque en ocasiones surgen casos de COVID-19, el gobierno puede tomar medidas oportunas y la gente respeta las normas. Como resultado, la vida cotidiana de las personas está volviendo a la normalidad gradualmente.

La pandemia de la COVID-19 ha causado problemas en todo el mundo. Roberto cree que las personas deben ser pacientes y seguir desempeñando bien su trabajo cuando la pandemia golpea. «También aprendimos de la experiencia aquí. Me refiero a las primeras medidas de control, los artículos científicos que se han publicado en importantes revistas», comentó Roberto con respecto a la lucha contra la COVID-19. «Al principio, Brasil envió suministros aquí a China. Enviamos mascarillas y luego también las recibimos. Esto demuestra que trabajamos conjuntamente».

Roberto agregó: «Calificaría la colaboración entre las agencias de salud como muy eficaz en un entorno difícil. Algunas veces no pudimos enviar ni agilizar todos los suministros tan rápido como queríamos. El mundo entero enfrentaba limitaciones logísticas en ese momento, pero trabajamos juntos y eso fue un muy buen ejemplo de colaboración. Y esto sigue en curso».

Dos de las principales vacunas que se están utilizando en Brasil dependen de suministros hechos en China. Roberto expresó su gratitud: «Gracias a esta colaboración y a otros esfuerzos, las vacunas están disponibles en Brasil y en otros países».

Al hablar de su visión para 2021, Roberto señaló que, aunque el mundo aún sufre a causa de la pandemia de la COVID-19, él tiene plena confianza en la estrecha comunicación entre China y Brasil el próximo año.

Autores: Fang Linlin, Yu Haoyuan, Lu Zijian, Long Yun, Zhang Jiaxin

 

FUENTE Science and Technology Daily