GINEBRA, 4 de junio de 2021 /PRNewswire/ — Según los resultados de un estudio financiado por la Unión Europea que se presentó hoy en el 6.o Congreso Mundial de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica, se ha demostrado que los niños nacidos de madres que ingirieron aceite de pescado durante sus embarazos presentan mayores habilidades para la resolución de problemas y mejor concentración de atención a la edad de 10 años.

Este es el primer estudio que examina el efecto a largo plazo del consumo suplementario materno de aceite de pescado y/o 5-MTHF (ácido fólico) sobre el funcionamiento en estado de reposo (cuando una persona no participa en una tarea cognitiva o activa) en niños en edad escolar.

El Profesor Dr. Berthold Koletzko, director de Medicina Metabólica y Nutricional del Hospital Infantil Dr. von Hauner del Centro Médico de la Universidad de Munich, Alemania, uno de los autores del estudio, explica: «Los resultados demuestran que la calidad del suministro materno de nutrientes durante el período de rápido desarrollo cerebral temprano en el embarazo tiene un impacto duradero en la función cerebral posterior en la edad escolar. Por lo tanto, antes y durante el embarazo, las mujeres deberían recibir apoyo para lograr una dieta de buena calidad y recibir asesoría acerca del posible uso de suplementos de aceite de pescado».

La coordinadora del estudio y directora del Centro de Excelencia en Investigación Pediátrica EURISTIKOS de la Universidad de Granada, España, la profesora Christina Campoy, agrega: «Nuestra investigación ofrece evidencia de que los niños nacidos de madres que consumieron aceite de pescado durante la segunda mitad del embarazo gozan de mejor memoria.

El estudio hizo seguimiento a 57 niños nacidos de madres que habían participado en un programa de investigación anterior, en el cual se les había administrado 500 mg de aceites de pescado ácido docosahexaenoico (DHA) y 150 mg de ácido eicosapentaenoico (EPA) por día, con o sin 400 µg de 5-MTHF (ácido fólico), ácido fólico solo o placebo, durante la segunda mitad de sus embarazos.

El profesor Magnus Domellöf, presidente del Comité de Nutrición de ESPGHAN, comentó: «Los resultados de este estudio indican que la nutrición temprana durante el embarazo puede tener un impacto significativo en el desarrollo cerebral de los niños, con el potencial de mejorar el rendimiento cognitivo. Esperamos con interés que los resultados de este estudio sean evaluados en otros ensayos».

 

 

FUENTE ESPGHAN