PEKÍN, 19 de junio de 2021 /PRNewswire/ — En la lucha de China contra la COVID-19, más de 39 millones de miembros del Partido Comunista de China (PCC) lucharon contra el virus en primera línea, mientras que más de 13 millones de voluntarios prestaron sus servicios a nivel comunitario. Casi 400 de ellos perdieron la vida en el proceso de salvar la de otros.

Unida como un todo y determinada a salvar cada vida a toda costa, China ha sido uno de los países más exitosos en la contención del virus.

Este es un claro ejemplo que demuestra el compromiso de China con una filosofía centrada en las personas.

Arraigada en la historia 

La adhesión a una filosofía centrada en las personas ha sido la clave para el éxito del PCC en los últimos 100 años. A partir de los 57 miembros representados por 13 diputados con los que contaba en el primer Congreso Nacional en 1921, el PCC ha crecido para convertirse en una entidad compuesta por 91 millones de personas que gobierna un país de 1.400 millones de habitantes.

Sentando las bases del socialismo con características chinas, el PCC ayudó a China a superar los obstáculos en camino hacia su desarrollo, a ponerse de pie y a fortalecerse hasta que finalmente se convirtió en la segunda economía más grande del mundo.

«Las personas son las creadoras de la historia. Son la fuerza fundamental que determina el futuro de nuestro partido y del país», sostuvo el presidente chino Xi Jinping, también secretario general del Comité Central del PCC.

Compromiso con el mundo 

Debido a que la COVID-19 sigue causando estragos en el mundo, muchos países han restringido las exportaciones de granos. Como resultado, el número de personas que enfrentan inseguridad alimentaria aguda alcanzó los 155 millones el año pasado, la cifra más alta de los últimos cinco años.

Sin embargo, China está haciendo lo que le corresponde para garantizar la seguridad alimentaria mundial mediante la reducción de las importaciones de cereales y el aumento moderado de las exportaciones de trigo y arroz. Asimismo, continúa prestando asistencia a otros países en desarrollo en el marco de la cooperación Sur-Sur.

A nivel nacional, China cumplió su objetivo de mitigación de la pobreza a fines de 2020, lo que ayudó a casi 100 millones de personas a superar la pobreza durante los últimos ocho años.

China planea tomar una serie de medidas en el curso de los próximos cinco años, como mejorar los ingresos de las personas, impulsar el empleo y construir un sistema educativo de alta calidad.

«El objetivo final de todo nuestro trabajo es garantizar que las personas disfruten de una vida feliz, y constituye una manifestación importante del propósito fundamental de nuestro partido de servir a la gente de todo corazón», afirmó Xi.

Xi ha instado constantemente a los miembros del PCC a que se mantengan fieles a la misión fundacional del partido, que es servir al pueblo.

https://news.cgtn.com/news/2021-05-12/What-does-a-people-centric-philosophy-mean-for-China–10bpBSe50hG/index.html 

 

 

FUENTE CGTN