– En el último Índice de Sostenibilidad Alimentaria, las economías más grandes del mundo fueron calificadas según sus pérdidas y desperdicio de alimentos, agricultura sostenible y desafíos nutricionales.

 

LONDRES, 13 de julio de 2021 /PRNewswire/ — Los países del G20 deben liderar con el ejemplo en antesala a la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios de la ONU, reduciendo aún más la pérdida y el desperdicio de alimentos, y mejorando la nutrición y la agricultura, según plantean los autores del Índice de Sostenibilidad Alimentaria (FSI en inglés).

El FSI, desarrollado por la Unidad de Inteligencia Económica (UIE) con el Centro Barilla para la Alimentación y la Nutrición (BCFN), identificó «oportunidades de mejora» en la mayoría de las naciones, con solo Canadá y Japón en el cuartil superior de los tres pilares.

Otros países con buen desempeño son Australia, Francia, Italia y el Reino Unido, mientras que Estados Unidos se encontró entre los países de peor desempeño por el consumo excesivo de carne y conversión de tierras para la agricultura.

Indonesia y Arabia Saudita fueron los países con peor desempeño en todas las métricas.

«Los miembros del G20 generan el 80 % de la producción económica mundial y el 75 % de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, lo que les da a estos países la oportunidad y la responsabilidad de liderar el camino hacia la sostenibilidad alimentaria», señaló Martin Koehring, líder regional (EMEA) para la Sostenibilidad, el Cambio Climático y los Recursos Naturales de la UIE.

El FSI reveló avances en la reducción de los 931 millones de toneladas de alimentos desperdiciados anualmente en todo el mundo, pero ninguno de los países había publicado planes para contabilizar las pérdidas o supervisar las estrategias de reducción.

Los autores también llamaron la atención sobre la nutrición en los Estados Unidos, donde el consumidor promedio ingiere casi 250 g adicionales de carne con respecto a las cantidades diarias recomendadas.

El informe citó evidencias de que el cumplimiento de las pautas alimentarias de los gobiernos reduciría las muertes prematuras en un 15 % y las emisiones en un 13 %, destacando la campaña «Five a Day» (Cinco al día) del Reino Unido para aumentar el consumo de frutas y vegetales en un 10 %.

Según el FSI, todos los países del G20 contaban con guías nutricionales, pero solo cuatro incluían la sostenibilidad como métrica de una dieta saludable. Aunque 13 países tenían nuevos y estrictos objetivos de acción climática, sólo Indonesia y Canadá tenían en cuenta el sector agrícola en sus planes nacionales.

«Sabemos que los sistemas alimentarios sostenibles son un componente integral de las vías de desarrollo sostenible previstas en la Agenda 2030 de las Naciones Unidas. El liderazgo del G20 puede impulsar el cambio transformador necesario en los sistemas alimentarios para cumplir con todos nuestros objetivos globales, desde la reducción del hambre y la pobreza hasta la lucha contra el cambio climático», afirmó la Dra.  Marta Antonelli, directora de Investigación de BCFN.

 

FUENTE Barilla Foundation