TAIPÉI, 21 de noviembre de 2021 /PRNewswire/ — Junto con la ceremonia de premiación del Premio Tang 2020, celebrada en formato virtual el 20 de noviembre, se presentaron tres conferencias de los ganadores del Estado de derecho 2020, en las que representantes de tres ONG en Colombia, Bangladesh y El Líbano compartieron sus experiencias de abogar en favor de los marginados y lograr la justicia ambiental, social y judicial a través de litigios de interés público. 

La Prof. Vivian Newman Pont de Dejusticia enfatizó que, para asegurar una victoria en los litigios de interés público, las estrategias deben establecerse claramente a fin de generar efectos que puedan facilitar la transformación social y la defensa de los derechos humanos. Luego indicó algunos casos a modo de ejemplo. Dejusticia pudo «obtener varios fallos del Tribunal Constitucional que lograron la igualdad de derechos para las parejas del mismo sexo», lo que les permitió casarse, adoptar hijos y tener derecho a la protección social al igual que sus contrapartes heterosexuales. Otro ejemplo es un referéndum propuesto por partidarios del entonces popular presidente Uribe en un intento de eliminar los límites del mandato presidencial para él. Dejusticia colaboró con diversas organizaciones de la sociedad civil para llevar a cabo litigios estratégicos y logró preservar la democracia e impedir que Colombia se convirtiera en una dictadura. Otro conferencista de Dejusticia, el Prof. Rodrigo Uprimny Yepes, señaló que «un litigio estratégico exitoso requiere no solo la existencia de normas legales claras y generales, sino también la accesibilidad del sistema judicial», ya que la ausencia de uno de esos factores podría causar que el litigio estratégico fuera imposible. Sin embargo, «el litigio podría parecer demasiado costoso» o el veredicto emitido por un tribunal podría legitimar la injusticia contra la cual están luchando.

La Sra.  Syeda Rizwana Hasan, de la Asociación de Abogados Medioambientales de Bangladesh (BELA), señaló que la pesca, la agricultura y las industrias forestales son los sectores dominantes en Bangladesh. Por lo tanto, la mayoría de la población de Bangladesh depende de un medioambiente no contaminado para su supervivencia. Al llevar a cabo litigios de interés público, BELA ha logrado ampliar la interpretación del «derecho a la vida reconocido constitucionalmente» para incluir el «derecho al medioambiente». En consecuencia, se instó al gobierno a proteger los humedales, restablecer los canales y dejar de asignar tierras forestales para fines de desarrollo, con lo que se logró alcanzar un equilibrio entre el desarrollo económico y la justicia ambiental.

La Prof. Samer Ghamroun, cofundador de Legal Agenda, explicó cómo en los países árabes no democráticos, «la ley a menudo es una herramienta represiva y explotadora en manos de los autócratas» y cómo el espíritu del Estado de derecho se ha retorcido para encajar en la narrativa de un sistema autocrático. En estas circunstancias, los litigios de interés público se convirtieron en un medio eficaz para iniciar debates públicos y cambios sociales, con el objetivo de transformar «el entorno normativo de la abogacía».

Por lo tanto, la Fundación del Premio Tang invita cordialmente a todos a visitar nuestro canal oficial de YouTube para ver estas conferencias e informarse acerca de algunos de los temas más apremiantes.

FUENTE The Tang Prize Foundation