PEKÍN, 22 de noviembre de 2021 /PRNewswire/ — Un informe de CRIOnline:

Recientemente se han logrado avances significativos en la construcción de la importante autopista de cuatro carriles El Sillar de Bolivia, que está con más del 67 % de las obras viales terminadas. El proyecto, llevado a cabo por Power Construction Corporation of China (PowerChina), es la mayor inversión de la Administradora Boliviana de Carreteras entre las diversas autopistas que actualmente tiene en construcción.

El proyecto comprende la construcción de dos túneles, 28 puentes y un gran número de muros de contención para la prevención de desprendimientos. Debido a las complejas y cambiantes condiciones geológicas de la zona, el proyecto que atraviesa la Cordillera de los Andes es un desafío. En comparación con las carreteras existentes que se encuentran cerradas debido a los desprendimientos de tierra, las nuevas carreteras proporcionarán una conexión más confiable.

La construcción de la autopista mejorará enormemente la red vial de Bolivia, a la vez que facilitará los enlaces de transporte con los países vecinos, Brasil, Chile y Perú. En particular, esta autopista conducirá directamente a instalaciones portuarias en los tres países vecinos, lo cual es vital para Bolivia, que no cuenta con litoral.

PowerChina, una empresa estatal china de administración central cuya misión es atender a los sectores globales de energía e infraestructura, está ayudando a un número cada vez mayor de países sudamericanos a garantizar la seguridad vial y el flujo tranquilo de tráfico mediante la construcción de carreteras como parte de sus esfuerzos por cumplir los objetivos de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, a la vez que desarrolla energía limpia para facilitar el crecimiento sostenible del sector.

Cauchari, la central de energía fotovoltaica de 315 MW situada en la provincia argentina de Jujuy, construida por PowerChina (que opera como contratista de ingeniería, adquisición y construcción (EPC) de la central), ha estado conectada a la red eléctrica desde septiembre de 2020, lo que puso fin a la larga historia de Jujuy de compra de electricidad fuera de la provincia y la ayudó a alcanzar la autosuficiencia energética. La provincia proporciona la energía solar excedente de la planta a otras partes del país. Como resultado, el proyecto se ha ganado la reputación de ser el mayor «girasol» de la Franja y la Ruta en Sudamérica. Esta planta es la más grande de su tipo en Argentina.

«Antes no había centrales de energía fotovoltaica en Argentina, ya que ningún país del mundo estaba realmente dispuesto a ayudar a promover el desarrollo económico de otros, excepto China, lo que hizo que esta colaboración con el país fuera algo verdaderamente distintivo», sostuvo un asesor del Senado Nacional de Argentina, quien se identificó como Guarda. «Sin la inversión de China, la provincia de Jujuy nunca habría podido completar el proyecto Cauchari por sí sola».

 

FUENTE CRIOnline